Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Reducir la brecha digital, para reducir las desigualdades

En Cáritas Vicaría III se cuenta con un equipo de formadores, con ilusión y con familias que tienen la necesidad de formarse en habilidades digitales. Por eso han decido aprovechar esta oportunidad y poner en marcha un proyecto que frene la brecha digital entre familias vulnerables y administraciones para que en esta nueva realidad no crezcan más las desigualdades.

 

Cáritas Madrid.- Noviembre de 2021.-. En Cáritas Vicaría III se ha puesto en marcha una nueva iniciativa que ayude a frenar la brecha digital, sobre todo entre las personas más vulnerables y las administraciones públicas – cuyas tramitaciones están cada vez más digitalizadas-. Y es que la pandemia está generando muchas dificultades de interlocución entre las personas a las que acompaña en Cáritas Madrid y las diferentes Administraciones.

 

Para muchos de los trámites y solicitudes de ayudas familiares se necesitan citas previas, tanto de organismos de la Administración como de cualquier organización privada. Y pese a que la Administración se está esforzando por digitalizar los servicios para las familias que atendemos, en su mayoría son incapaces de aprovecharlo por falta de la capacitación adecuada.

 

De esta necesidad nace este proyecto de Brecha Digital en la Vicaría III. Se trata de un programa de formación dirigido a personas voluntarias y familias, con el que pretendemos instruir en la utilización del sistema Cl@ve, o del DNI electrónico, o en la utilidad que supone la Tarjeta Sanitaria electrónica de la Comunidad de Madrid; de forma que puedan acceder a diversos servicios de la AEAT, el INSS, el SEPE, la Comunidad o el Ayuntamiento de Madrid, sin necesidad de solicitar citas previas.

 

Ha sido el equipo de personas voluntarias quienes han recopilado la información para impartir el curso. Una experiencia piloto ilusionante que han comenzado en el Centro Interarciprestal de Moratalaz, con dos sesiones presenciales, una primera meramente informativa y una segunda totalmente práctica, a la que han asistido tanto personas usuarias como miembros de la Vicaría.

 

La idea es que la iniciativa siga creciendo y se cree un equipo de formadores que sean quienes vayan asesorando a las familias que lo soliciten, ampliando la formación según las necesidades que se detecten. Porque como señalan desde la vicaría, y como dice el atleta puertorriqueño Roberto Clemente, “cuando tienes la oportunidad de mejorar cualquier situación, y no lo haces, estás malgastando tu tiempo en la Tierra.”

 

Y es que tenemos que asumir el mundo digital, y desigual, en el que vivimos y poner medidas para afrontar esta nueva realidad sin que nadie quede atrás. El papa Francisco, consciente de esto no decía: “La innovación digital afecta a todos los aspectos de la vida, tanto personales como sociales. Incide en la forma en que entendemos el mundo y también a nosotros mismos. Está cada vez más presente en los negocios e incluso en las decisiones humanas, por lo que la forma en que pensamos y actuamos está cambiando”.