Trabajar desde la capacidad, no desde el déficit