El cardenal Osoro, con las entidades de acogida y hospitalidad: «El corazón de la Iglesia y de los que somos parte de la Iglesia no puede estar cerrado a nadie»