El arzobispo da las gracias a Cáritas Diocesana: «La vida es vida de verdad cuando se entrega»