Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Nuevos objetivos, nuevos proyectos, nuevas esperanzas, y un hasta siempre

Mesa Arciprestal del curso 2018/2019 en el Arciprestazgo de Santa María de la Antigua de Cáritas Vicaría III.


Cáritas Madrid. 7 de noviembre de 2018.- Hace poco se ha celebrado la Mesa Arciprestal de Santa María de la Antigua, Arciprestazgo que comprende las parroquias de Valdebernardo y Vicálvaro, en la que se empieza a trabajar en el nuevo curso.


Como ya es habitual, Marcelo, el sacerdote coordinador del Arciprestazgo, hace reflexionar a todos los asistentes con las oraciones comunitarias y los textos sagrados que propone, porque las Mesas no son únicamente un nexo de unión entre las Cáritas parroquiales y la Vicaría para poner en común necesidades y proyectos, suponen un buen momento para recapacitar sobre el sentido del voluntariado en Cáritas.


Cáritas no tiene solo una proyección social importante, es algo más, es la proyección del Amor de Dios sobre las personas que tienen necesidades físicas (ayudas económicas, alimentos, ropa, apoyo laboral), o espirituales (desarraigo, soledad), y las personas que colaboran, tienen que transmitir ese Amor que es el motor fundamental de su acción socio caritativa.


Marcelo es plenamente consciente del trabajo de Cáritas, y mima cuidadosamente el plano espiritual de estas reuniones.


A continuación Sergio, trabajador social que actúa como persona de referencia del Arciprestazgo, detalla y explica los objetivos del nuevo curso, con especial énfasis este año en la atención a nuestros mayores y en el acompañamiento y formación de las Cáritas parroquiales. Y detalla los proyectos (acompañamiento de familias, alfabetización de adultos, apoyo educativo a menores, apoyo a la reinserción laboral, etc.), proyectos que deben servir para dar nueva esperanza a las personas que requieren ayuda, y les hagan sentir la posibilidad cierta de salir adelante, y sobre todo, les recuerde y reafirme en su dignidad como personas.


María Jesús, persona de apoyo de la Vicaría, plantea la importancia de la sensibilización, de dar a conocer la realidad que atendemos. Avanza información de la Campaña de Personas Sin Hogar y de la II Jornada Mundial de los Pobres, promovida por el Papa Francisco, y, anima a todos los presentes a participar en el próximo encuentro de voluntarios de la Vicaría.


Para el que esto escribe, la Mesa ha supuesto la posibilidad de despedirse de parte de las personas con las que ha trabajado durante cinco años en Vicálvaro. No puedo citar a todas, son muchas, pero todas han dejado su huella en mí, como lo ha hecho el propio barrio, humilde pero solidario. Ester, Tina, Marie France, Marisa, Iluminada (cito a una sola persona por parroquia por no extenderme), me han ayudado y me han brindado su cariño, y con estas líneas, quiero mostrarles mi agradecimiento por el enriquecimiento personal que ha supuesto trabajar junto a ellas, y decirles HASTA SIEMPRE.


También quiero recordar a todos mis compañeros en el Centro Arciprestal de Vicálvaro (tampoco los puedo citar a todos por falta de espacio), con los que en estos cinco años he

compartido algunas dificultades, buenos y menos buenos momentos, amigos que me han disculpado mis errores, y de los que he aprendido que, a pesar de tratar con personas que viven circunstancias muy difíciles, en la acogida o en cualquier puesto del voluntariado de Cáritas, siempre se puede atender con alegría y con una sonrisa.


Gracias a todos y especialmente a Pilar y a Gema, que me acogieron a mi llegada, me guiaron y me abrieron los ojos y el corazón a una realidad social que solo conocía por las noticias de la prensa y de la televisión, pero que al trabajar en Cáritas se descubren de una manera diferente, porque ya no hablas "de personas" en abstracto, hablas" con personas" en directo, y al tratarlas reconoces a Dios en el "otro", en el "diferente", en el hermano que sufre.