Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

No nos dejes caer en la tentación de no hacer nada

La Vicaría III continúa luchando por un trabajo digno; y, como ejemplo, contamos la historia de Jocabel y el trabajo que cada día hacen Enrique y José desde Cáritas Diocesana de Madrid


Cáritas Madrid. 20 de mayo de 2019- Unos días atrás, enmarcado en la Campaña Contra el Paro 2019 de Cáritas Madrid, asistí a un acto organizado por la Vicaría III en la parroquia de Nuestra Señora Reina del Cielo en el que coincidí con otras cuarenta personas, en su mayoría voluntarias y voluntarios de nuestra organización.

Después de las introducciones de Mª Jesús y Sergio, pudimos ver un breve video del Papa Francisco sobre este problema, realizamos la oración comunitaria preparada al efecto, y leímos unas frases extraidos de la Doctrina Social de la Iglesia que nos fueron poniendo en situación para atender las tres intervenciones que se produjeron a continuación.


Jocabel (inmigrante de Venezuela), atendida por el Servicio de Orientación para el Empleo de Moratalaz, nos contó su experiencia personal, y agradeció especialmente, no sólo la ayuda recibida de Cáritas Diocesana de Madrid en la difícil búsqueda de trabajo por la gran competencia en el mercado de trabajo español, sobre todo por el aliento que ha recibido y el cariño con el que se ha sentido tratada. Jocabel no se ha sentido en ningún momento un número, siempre se ha sentido persona; persona que necesitaba ayuda y se ha notado acompañada.


A continuación, Enrique (tutor del Servicio de Orientación para el Empleo de Centro), nos recordó su labor de orientación y acompañamiento con personas en riesgo de exclusión social sin empleo y con dificultad para encontrarlo, a las que ayuda intentando adaptar sus características con las de los trabajos más demandados, para lo que ahora cuenta, además de los cursos de formación de Cáritas Diocesana de Madrid, con la ayuda de la nueva Agencia de Colocación, situada en la calle Santa Hortenisa, 1-B Bajo. Después de facilitarnos unas sencillas cifras sobre su labor en el el Servicio de Empleo, Enrique recordó una de las frases que leímos en la oración comunitaria “Señor, no nos dejes caer en la tentación de no hacer nada”, que, en mi opinión, es muy importante que interioricemos todos los que colaboramos de alguna manera con Cáritas.


Como colofón, la intervención de José Ortuño (orientador laboral de la Agencia de Colocación), que, con un verbo ameno y distendido, nos fue contando su labor en la Agencia, y también nos situó en la realidad social del trabajo en España que dividió en tres planos diferentes: integración, vulnerabilidad y exclusión. Dentro de estos planos, la Agencia trabaja principalmene para las personas que se encuentran en el último de ellos, porque como acertadamente nos comentó, para Cáritas todos somos hijos de Dios, no somos recursos de los que obtener beneficio; y para adaptarnos al Plan de Dios, no podemos olvidar que el trabajo debe servir para dignificar a todos como personas.

Para finalizar el acto, un turno de preguntas que reflejó el interés con el que habíamos seguido todas las intervenciones, y la preocupación de todas las personas asistentes por no caer en esa tentación de no hacer nada tan extendida en nuestra sociedad.