Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

La XI Jornada Social Diocesana de Madrid se celebrará online el 21 de noviembre

Enmarcada en la IV Jornada Mundial de los Pobres, instituida por el Papa Francisco y celebrada el 15 de noviembre, la archidiócesis de Madrid llevará a cabo una reflexión sobre las “Lecciones aprendidas y olvidadas de la pandemia”.

 

Cáritas Madrid. 18 noviembre 2020.- En el marco de la reciente Jornada Mundial de los Pobres, el sábado 21 de noviembre la archidiócesis de Madrid celebrará su XI Jornada Social Diocesana de forma virtual, a través de la Vicaría para el Desarrollo Humano Integral y la Innovación, abierta a todos desde el canal de YouTube de la archidiócesis.

 

Abrirá la jornada el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, que presidirá la oración a las 10:30 horas y a continuación tomará la palabra Agustín Serrano de Haro, filósofo titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), quien reflexionará sobre las “Lecciones aprendidas y olvidadas de la pandemia”.

 

A las 11:40 horas tendrá lugar la Mesa de experiencias de la Delegación de Jóvenes titulada “Desafíos sociales para la Iglesia”, en la que participarán diferentes jóvenes de la archidiócesis para aportar su visión sobre la Pastoral Social y la labor caritativa de nuestra Iglesia. Por último, a las 12 se clausurará la jornada.

 

“Tiende tu mano al pobre”

 

En relación con la IV Jornada Mundial de los Pobres, desarrollada con el lema "Tiende tu mano al pobre", el cardenal Osoro señaló en su carta pastoral que el Papa nos recuerda que hay dos pilares que no podemos olvidar: que Dios nos amó primero y que nos amó dándolo todo, incluso su propia vida.

 

En esta línea, el arzobispo de Madrid nos invita a profundizar en ello, “sobre todo ahora que la pandemia que asola a la humanidad golpea especialmente a los pobres y está trayendo más pobreza” y aseguró que “necesitamos realizar una conversión en nuestra vida: pasa por encontrarnos con los pobres que están a nuestro lado, por mirarlos de frente y también por abrazarlos con obras. Solamente lo podremos hacer si experimentamos el amor que Dios nos tiene”, sostiene.