Martín de los Heros, 21 - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Hogar Santa Bárbara, el refugio para madres solteras sin apoyo familiar ni social
Hogar Santa Bárbara, el refugio para madres solteras sin apoyo familiar ni social

Artículo publicado en el periódico ABC sobre el Hogar Santa Bárbara de Cáritas Madrid.

Este proyecto nació para acompañar en todo el proceso de embarazo, parto y posparto a mujeres jóvenes que se encuentran en dificultad de afrontar la situación personal que están viviendo.


27 de diciembre de 2017.- "Por tu sonrisa, por tu mirada..., merece la pena luchar y mirar hacia adelante". Esas fueron las palabras que una madre soltera le dijo a su bebé reción nacido. Pasar de ser una persona sola a crear una familia no es tarea fácil ni siempre se posee recursos para ello. Para tratar de hacer esta etapa más llevadera, Cáritas Madrid creó el Hogar Santa Bárbara.


Nació con el objetivo de facilitar alojamiento y acompañar en todo el proceso de embarazo, parto y posparto a mujeres jóvenes que se encuentran en dificultad de poder afrontar la nueva situación personal que están viviendo. Es decir, ayudar a aquellas que no tienen apoyo familiar ni social.


Los voluntarios, religiosos y educadores hacen de Reyes Magos los 365 días del año, siendo el apoyo que necesitan estas madres o futuras madres. «Las atendemos dependiendo de la necesidad de cada una», afirma Felicia, hermana de la comunidad de religiosas de la Congregación Amistad Misionera Cristo Obrero (AMICO).


El espacio del Hogar Santa Bárbara no tiene capacidad para albergar a todas las mujeres que quisieran. Tiene un «aforo» máximo de once madres y nueve niños, «pero nunca llega a estar completo porque cuando alguien nuevo llega, otra mujer tiene que irse porque ha culminado el proceso».


Las hermanas acogen a aquellas mujeres embarazadas y les dan apoyo y alojamiento hasta que el bebé cumple los primeros seis meses de vida. También pueden vivir aquellas que van a tener un segundo hijo, siempre que el mayor tenga menos de cinco años. Por ese motivo, cada cierto tiempo hay rotaciones en las «inquilinas», donde unas llegan y otras tienen que decir adiós.


La otra meta de este proyecto es ayudar a las madres a desenvolverse por sí solas y a proporcionarles recursos para que busquen y encuentren un trabajo, así como un lugar donde vivir en el futuro junto a su bebé.


Navidad especial

«Algunas desean irse con sus familiares o amigos, pero otras se quedan aquí en el Hogar y hacemos una celebración conjunta», cuenta Felicia. Se refiere a la noche del 24 de diciembre, donde entre todas preparan una comida especial, «que les haga ilusión y sea diferente a lo que tomamos a diario».


La Nochebuena se convierte para todas en un día maravilloso, donde disfrutan más de lo normal. «Solemos darles un detallito, una sorpresa que no esperan y que les saca la sonrisa de la cara», continúa.


Cantan, bailan y brindan «hasta la hora que ellas quieran», afirma Felicia. También cuenta que las que se marchan suelen volver el 25 de diciembre para comer todas juntas. Esos días no existen horarios ni normas. «Solo nos preocupamos por disfrutar de la Navidad», concluye.


Fuente: www.abc.es