Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Herramientas para detectar posibles situaciones de adicción y abuso de consumos adictivos

Conocemos en qué consiste el Centro de Tratamiento de Adicciones de Cáritas Madrid en las Cáritas Parroquiales de Villaverde de Vicaría V

Cáritas Madrid. 17 de mayo de 2018.- Como todos los meses, los responsables de las acogidas parroquiales de Cáritas Vicaría V en los arciprestazgos de Villaverde Alto-Ciudad de los Ángeles y Villaverde Bajo-San Cristóbal nos reunimos para tratar temas de nuestro interés. En esta ocasión se invitó a Carmen, responsable del Centro de Tratamiento de Adicciones (CTA) de Cáritas Madrid para compartir con nosotros en qué consiste este recurso y así mismo, nos facilite pautas y herramientas para detectar posibles situaciones de adicción y abuso de consumos adictivos.

La información que se ha facilitado ha sido de gran utilidad, permitiendo responder a numerosas dudas que nos han ido surgiendo y que nos han permitido marcharnos con un conocimiento más amplio de este recurso.

Centro de Tratamiento de Adicciones (ámbito diocesano):

Recurso especializado de Cáritas Madrid donde, con carácter ambulatorio, se atiende, valora y acoge a personas con adicción, a diferentes sustancias y adicciones sociales.


La intervención se raliza desde un marco integrador y a través de cuatro áreas de trabajo: Sanitaria, Social, Psicológica y Educativa/Ocupacional, desde las que abordan las diferentes áreas personales (10 áreas de intervención).


A nivel grupal también se trabaja la normalización, la recuperación de habilidades sociales y la autonomía a través de talleres ocupacionales y diversos talleres terapéuticos.


Además, se ofrecen servicios básicos de comedor, higiene, lavandería y taquillas.


Consta de un centro de tratamiento ambulatorio con 159 plazas y un centro de día con 20 plazas.

 


 

Tiene suscrito un convenio de subvención con Madrid Salud del Ayuntamiento de Madrid y está integrado en Red de Atención.

 


 

En 2016 el CTA amplió su campo de actuación al trabajo de calle en proximidad con las personas con adicción que viven permanentemente en Cañada Real, sirviendo como "trabajadores" de los clanes que se dedican a la venta de drogas a cambio de la dosis diaria.

 


 

Esta actuación se enmarca dentro del proyecto “Encuentros con Dignidad” en colaboración con otras entidades sin ánimo de lucro, que tiene la finalidad, desde la cercanía, de acompañar a estas personas para la mejora de las condiciones sociosanitarias, así como favorecer procesos de acceso a la red de atención pública existente.