Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Hacer más accesibles y habitables las viviendas de las familias vulnerables

El proyecto de Grupo promotor de ahorro energético, del residencial JMJ 2011 de Cáritas Madrid, ha quedado finalista en la 2ª edición de los Premios Naturgy a la mejor iniciativa social en el ámbito energético.

 

Cáritas Madrid. 20 de julio de 2021.- “Nos anima para seguir trabajando en favor de aquellas familias que sufren la pobreza energética”. Así han valorado desde el residencial JMJ 2011, de Cáritas Diocesana de Madrid, el reconocimiento como proyecto finalista que acabamos de recibir por la iniciativa de promoción del ahorro energético entre las familias más vulnerables.

 

En concreto se trata de un premio que nos ha concedido Fundación Naturgy en la 2ª edición de los Premios a la mejor iniciativa social en el ámbito energético. Luis Hérnandez Vozmediamo, director de Cáritas Madrid, ha acudido a recoger el reconocimiento en nombre de nuestra institución.

 

El proyecto consiste en la puesta en marcha en el residencial, donde conviven más de 100 familias en situación de vulnerabilidad social, de un Grupo Promotor de ahorro energético. El Grupo, integrado por las propias personas residentes asesoradas por un equipo de expertos, se encarga de formar al resto de las y los residentes. Así adquieren herramientas que les permitan ahorrar energía en sus hogares.

 

El objetivo es, además de tomar conciencia del cuidado del planeta, hacer las viviendas más habitables y accesibles para reducir la brecha de la pobreza energética entre las familias más vulnerables.

 

La iniciativa surge de la participación en la dinámica ‘Cruce de saberes’, para la tesis de pobreza en el Centro Residencial JMJ, coordinada por Elena Escribano de la Universidad de Comillas. En las sesiones las personas residentes han aportado sus testimonios y experiencias.

 

El residencial JMJ es un centro de Cáritas Diocesana de Madrid donde se ofrecen más de 120 plazas para que las familias puedan tener una vivienda temporal y digna, mientras buscan un empleo o una vivienda normalizada. En el centro se les asesora además para favorecer su desarrollo personal o social y su autonomía. Por eso, temas como el ahorro energético son una buena herramienta de cara a su inclusión.