Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

El trabajo como derecho y medio para realizarnos como personas
En Cáritas Madrid una de las iniciativas con las que contamos para favorecer el acceso a un trabajo decente son las empresas de inserción, donde enseñar a trabajar trabajando. Y es que el trabajo permite que las personas puedan desarrollarse y ser autónomas a la hora de acceder a otros recursos, como la vivienda, lo que favorecer su inclusión.

Cáritas Madrid. 8 de octubre de 2021.- En la Jornada Mundial por el Trabajo Decente que celebramos estos días, con el lema ‘Ahora más que nunca, trabajo decente’ se ha hecho un llamamiento para reivindicar el trabajo “como derecho y medio para desarrollarnos, crecer y realizarnos como personas”, muy especialmente en estos tiempos que vivimos de crisis por la pandemia que ha hecho más precarios los trabajos.
 
En Cáritas Diocesana de Madrid entendemos que el trabajo es uno de los pilares fundamentales sobre los que se sustenta la inclusión de las familias, ya que el trabajo permite que las personas puedan desarrollarse y ser económicamente autónomas para acceder a una vivienda o adquirir otros bienes y recursos básicos necesarios.
 
En este sentido, en Cáritas Madrid impulsamos proyectos que promueven el empleo, como un apoyo estructural a las familias más vulnerables. Estos proyectos se impulsan desde el Servicio Diocesano de Empleo, a través del cual en el último año se han atendido a más de 4.000 personas.
 
‘Enseñamos a trabajar, trabajando’: las empresas de inserción para favorecer el empleo
En Cáritas Madrid contamos con diferentes empresas de inserción laboral en las que, a través de una actividad productiva, se ayuda a las personas en situación de exclusión a incorporarse al mercado laboral; entre ellas, destacan las tres tiendas de ropa reciclada Moda Re-, la empresa de mensajería Asiscar o Carifood, empresa de catering.
 
Estas empresas están en continuo crecimiento, y todos sus beneficios se reinvierten para la contratación y mejora. De esta forma, se consolidan las empresas de inserción como un modelo de negocio más eficiente y sostenible, y donde se ofrece una oportunidad para las personas más vulnerables, a quienes se les ‘enseña a trabajar trabajando’. De hecho se prevé ampliar las tiendas Moda Re-, así como los servicios de distribución de catering; en el último año gracias a ellas se les dio empleo a casi 40 personas.
 
Esta iniciativa se incluye dentro del Servicio de Orientación e Información para el empleo de Cáritas Diocesana, desde el que se atiende a las personas que están en búsqueda de empleo, y se les ofrecen varias opciones en función de sus necesidades y situación particular; de manera que se les puede asesorar para iniciar la búsqueda o bien derivar a otros recursos, como los programas formativos para capacitarse, la Agencia de Colocación o bien alguna de las empresas de inserción.