Martín de los Heros, 21 - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

¡Cuánto consiguen las personas cuando encuentran en su camino a otras que luchan por lo mismo!

Aulas de Empleo de Cáritas Vicaría VIII.

 

Cáritas Madrid. 17 de marzo de 2017.- ¡Cuánto consiguen las personas cuando encuentran en su camino a otras que luchan por lo mismo!. Si lo pensamos por un instante, nos ocurre a todos en determinados momentos de nuestra vida y por supuesto también a las personas que buscan trabajo.


Como siempre digo, muchas de las personas que acuden a Cáritas son personas muy solas, que no tienen a su alrededor los apoyos necesarios para seguir caminando y que tras mucho camino ya no encuentran fuerzas ni siquiera en ellas mismas. Por desgracia son muchas las que se encuentran en esta situación y llaman a nuestra puerta.


Esta es una triste realidad que tenemos que cambiar, y para ello potenciamos la relación y el encuentro entre las personas en un entorno positivo que propicie el que saquen lo mejor de si mismas. Esta magia la vivimos en nuestras Aulas de Empleo, en las que personas castigadas por el paro conviven durante unos días mientras consiguen adquirir herramientas necesarias para la búsqueda.


El encuentro y la relación les sirve para situarse en una mejor posición, les hace darse cuenta de que no son personas aisladas, que no son unas fracasadas por no tener un trabajo para sacar a sus familias adelante, que no son personas imposibilitadas para obtener un empleo…. ¡Vamos a decirlo de otro modo!, se dan cuenta de que son personas iguales a otras, con posibilidades, potencialidades y capacidad para salir adelante.


Además de todo lo positivo que devuelven los demás respecto a la propia imagen, la participación en estos grupos potencia la activación de las personas, las pone en marcha con la sensación de que no están solas. Este un paso fundamental para iniciar una búsqueda de empleo que puede llegar a ser, en ocasiones, muy ardua.


El grupo que participó en el último Taller de Habilidades  del Aula de Empleo de Cáritas Vicaría VIII, fue uno de esos grupos que difícilmente vamos a poder olvidar. Fue uno de los grupos más numerosos con los que hemos contado, pero a su vez uno de los más participativos y vivos que hemos tenido el placer de acompañar.


La procedencia de las personas era variadísima (Colombia, Siria, Venezuela, Marruecos, Cuba, Ecuador, España y alguna más que ahora no soy capaz de recordar) y cada uno de ellos aportó lo mejor de sus culturas. Todos contribuyeron a generar un ambiente de trabajo muy enriquecedor y agradable, pero también fueron capaces de crear una corriente de autoayuda, de ánimo y de fortaleza frente al camino que tienen en común.


El cierre del curso fue especial, como especiales son cada uno de ellos, y se organizaron para compartir un rato de risas y unos “pasabocas” que, como os podéis imaginar, representaban a todos los países de los que proceden.


Se seguirán relacionando en otros talleres y se verán cuando vengan a continuar la búsqueda de empleo junto a sus tutores, pero antes de despedirse se aseguraron de estar conectados entre ellos para seguir compartiendo los éxitos y los sinsabores del camino que les llevará a disfrutar de un empleo.